¿Qué pasa?

Derecho al trabajo y Seguridad Social

 

El trabajo es un derecho y un deber social y puedes ejercerlo bajo relación de dependencia, es decir, contratado por otra persona a quien se denomina empleador y también lo puedes realizar por cuenta propia. Sin embargo, la Constitución prohíbe el trabajo para niños y niñas menores de 15 e incluso dispone que se adopten medidas para que esta práctica sea erradicada en nuestro país.

Cada persona es libre de dedicarse a la labor no prohibida que prefiera. Ninguna persona podrá ser obligada a realizar trabajos gratuitos ni remunerados que no sean impuestos por la ley.

Nadie está obligado a trabajar sino es mediante un contrato que libremente acepte y por la remuneración correspondiente. Todo trabajo debe ser remunerado.

Los jóvenes tendrán derecho de ser sujetos activos en la producción, así como en las labores de auto sustento, cuidado familiar e iniciativas comunitarias.

Todas las personas que tienen capacidad para obligarse pueden celebrar contratos de trabajo. Los adolescentes que han cumplido 15 años de edad tienen capacidad legal para suscribir contratos de trabajo, sin necesidad de autorización, y deben recibir directamente su remuneración.

 

• Derechos implicados

• Prohibiciones

• Responsabilidades y obligaciones

• Cómo exigir tus derechos

• Instituciones relacionadas

• Referencias